Leap: una forma de sentarse más saludable.

En un estudio realizado a lo largo de un año, las personas que utilizaron sillas Leap, consiguieron aumentar su productividad en un 17,8%. Cada silla Leap se amortizó en menos de 10 días.

Leap es tan flexible y dinámica como la columna vertebral del ser humano; permite reducir los trastornos músculo-esqueléticos y aumentar la productividad en el trabajo. Los usuarios que la utilizan reducen significativamente sus dolores de espalda y sus síntomas músculo-esqueléticos comparados con las personas que no utilizan Leap. Esta es la razón por la que Leap es la silla de alto rendimiento que le permite sentirse cómodo y trabajar más eficientemente.

Gracias a sus múltiples regulaciones, Leap se adapta con precisión a la morfología, las necesidades y las preferencias de cada usuario.  Los 4 principios ergonómicos claves incluidos en la silla Leap.

  1. El movimiento de la espalda no se efectúa de forma rígida.
  2. Los movimientos de la columna vertebral son propios de cada individuo.
  3. Las zonas lumbar y torácica de la espalda necesitan tipos e intensidades de sujeción diferentes.
  4. Cuando el usuario se inclina hacia atrás, su pelvis rota hacia delante.

 

Leap: una forma de sentarse más saludable.