Los problemas de hoy en día son demasiado grandes y complejos como para poder resolverlos con las ideas de ayer.

El giro se ha producido. Todos vimos venir el cambio. De repente lo teníamos encima y el trabajo se había convertido en algo totalmente diferente. Los problemas de hoy en día son demasiado grandes y complejos como para poder resolverlos con las ideas de ayer. La demanda y el deseo de creatividad en el trabajo es mayor que nunca.

La revista 360 ofrece toda la información sobre diseño de espacios de trabajo, lea los números actuales y anteriores de forma sencilla y cómoda.

Existe una probabilidad del 5,5% de que mi trabajo lo acabe realizando un ordenador.

Se ha hablado tanto sobre el rol de las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial y la robótica y sobre cómo afectará la automatización a los trabajos el día de mañana, que no pude evitar preguntarme qué significaba todo eso. No solo a escala global, sino también a un nivel muy personal: ¿podría llegar a hacer mi trabajo un ordenador?

Así que decidí obtener algunas respuestas. No soy la única persona a la que esta pregunta le preocupa un poco. Un estudio que realizamos recientemente determinó que el 76% de las personas también cree que las tecnologías emergentes afectarán de alguna manera a su trabajo.

¿Pero cómo?Me dije a mí misma que ser editora requiere ciertas habilidades que no puede desarrollar un robot… ¿verdad? Y sin embargo, Associated Press publica miles de artículos escritos por ordenadores. No es que sean obras literarias de enorme calidad, pero hay que tener en cuenta que la tecnología está todavía en pañales. ¿Quién sabe lo que podría llegar a pasar en el futuro?

El informe sobre automatización de McKinsey Global Institute indica que los trabajos compuestos por tareas físicas repetitivas y predecibles son los que tienen una mayor probabilidad de ser reemplazados a corto plazo Una visión 360y de manera parcial o total por la máquinas. Pero todos sabemos que hoy en día hay tecnologías capaces de realizar tareas cognitivas. Esto da lugar a las siguientes preguntas:

¿Y qué queda para los seres humanos?

Si quiero seguir teniendo un trabajo en las próximas décadas, ¿qué habilidades necesito para crecer y desarrollarme?

Al parecer, una de las cosas que nos define como seres humanos es algo que no tienen los ordenadores: una creatividad innata. Los investigadores de la evolución de la creatividad en los primeros antepasados del ser humano, descubrieron que nuestra capacidad para idear soluciones innovadoras ante problemas complejos era lo que nos separaba de otras especies. Las personas desarrollaron la capacidad de compartir sus conocimientos, desarrollar las ideas de los demás y establecer importantes redes sociales, lo cual resultó ser un catalizador para la creatividad.

Del mismo modo que los primeros humanos aprendieron a crear y utilizar herramientas para resolver problemas, la combinación de la tecnología apropiada con el espacio que permita utilizarlas óptimamente, puede conceder a las personas las mismas oportunidades a día de hoy.

Colaborando con Microsoft, hemos desarrollado un rango de espacios con tecnologías integradas diseñado para fomentar el trabajo creativo (véase El giro creativo: Cómo el espacio, las tecnologías y las personas pueden ayudar a resolver los problemas del S. XXI, pág. 68.) Examinamos los comportamientos exclusivos del ser humano que son necesarios para la creatividad y cómo podrían ser de ayuda los espacios y las tecnologías. La primera vez que accedí a uno de estos espacios me quedé algo intimidada por el asombroso tamaño de un ordenador de 84 pulgadas que había integrado en la pared. Y sin embargo, la sala estaba diseñada para fomentar la generación activa de ideas. Cuando mis compañeros y yo empezamos a juguetear moviéndonos por el espacio al mismo tiempo que pasábamos contenido por el dispositivo, comencé a darme cuenta de que aunque un ordenador no iba a poder hacer mi trabajo, la tecnología en un espacio bien diseñado sí que podía ayudarme a desempeñar el trabajo extremadamente caótico y orgánico que es necesario para crear algo nuevo.

La creatividad nos define como seres humanos. Trabajar con otras personas nos ayuda a crear mejores ideas en menos tiempo. Y aprovechar los espacios con tecnologías como herramientas para fomentar el trabajo creativo nos ofrece a todos la posibilidad de resolver problemas muy complejos… así como algunas cuestiones cotidianas.